08 julio, 2008

"Era un día como cualquier otro. Sólo que ese día iba a volver allí, después de muchos años. La situación era totalmente distinta, ella solía ir allí para aprender pero aquel día lo hacía para "enseñar". Gracias a su madre consiguió una suplencia en su colegio de toda la vida. En el fondo estaba aterrada, era el momento más difícil desde que acabo la carrera, incluso temía que no le saliesen las palabras. Sentía miedo de que aquellos adolescentes no se comportaran correctamente debido a la poca diferencia de edad. También temía no hacerlo igual de bien que su vieja profesora, que estaba recién operada de la rodilla. Estaba asustada, pero también sabía que estaba cumpliendo su sueño..."

3 comentarios:

Blogger a tiempo parcial dijo...

yo una vez trabajé como profesos en una academia dando clases de AutoCad y delineación a gente de universidad mas mayor que yo...y con mas estudios..pero claro yo sabía usar el programa y delinear y ellos no y fué una experiencia agradable sentirme profe durante 6 meses....

PD - Siempre que escucho la canción del canto del loco me acuerdo de ti jeje...

Veca dijo...

Así que autocad eh blogger, pues a ver cuando me das unas clases, porque a mi se me resiste.........

Tiene que ser difícil estar ante una situación como esa......

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que bonito debe haber sido.
Saludos