27 julio, 2008

Incluso yo...

La niña en el pesebre se despertó
cuando los Reyes Magos entraron,
cuidando de no estropear las zapatillas de seda
en el suelo del establo.

Como por milagro,
la niña se levantó, todavía envuelta
en su toalla de rizo rosa,
y habló
"Soy el Mesías", dijo
"Oh, nos hemos confundido de establo",
murmuraron los reyes magos.
Y salieron tímidamente
abriendose camino entre los animales yacentes.

"¡No hay derecho!",
exclamó la niña enfadada
oyendo los pasos de los camellos
que se alejaban.

Pero luego se acordó
de lo importante que era ella
y de su papel.

Algunas veces hasta los más cristianos como yo nos planteamos si la historia será tal como nos llegó o será adornada del machismo de la época. Fuere como fuere este poema no se de quien es, estaba en un viejo libro mío de feminismo para adolescentes y siempre me gustó. A pesar de lo reaccionario que es en verdad...

5 comentarios:

Ego dijo...

Vivir ignorada es mucho más interesante que vivir con la responsabilidad, entendió la niña.
Hemos tenido suerte de ser mujeres. Debatir por qué es muy largo. Lo haremos cuando estemos un poco más borrachas y cuando Nix esté delante, que ella tiene mucho que decir.
Un (b)eso!

La enfermera mas dicharachera dijo...

Yoo soy de las que opina que la historia cambia dependiendo de quien la escriba... y no nos quedan mas narices que creernos lo que nos cuenten, pero yo por desconfiada siempre discrepo.
Un beso.

Blogger a tiempo parcial dijo...

...como creyentes que somos.....me incluyo yo...hay cosas que pongo en duda de ese libro llamado Biblia....aunque me haya tatuado una Cruz con las Siglas Fili: 4:13...pero por eso...prefiero creer en lo de más arriba...me da más confianza...

Xiketä dijo...

No lo dudes...
La mujer también jugó un gran papel en toda la historia de la Humanidad, otra cosa es que nos la reconozcan.
Pero estoy de acuerdo con Ego: mejor! así menos responsabilidad!
Besos

Anónimo dijo...

De todos modos, teniendo en cuenta la influencia de la sociedad en los escritos, hay que saber leer entre líneas.

Un saludin!

Xavi