18 noviembre, 2008

"El sueño de la razon produce monstruos"


Hoy estoy bastante rayada...


"El sueño de la razón produce monstruos"

Por alguna razón me ha dado por darle vueltas a esa cita. Nunca he sabido a que se refería si a que el no pensar producía monstruos (la ausencia de la razón) o a que era la misma razón la que los producía (la ensoñación con la razón). Las dos formas me parecen lógicas...

¿Qué es exactamente la razón? Tal vez lo oportuno sea empezar por ahí. Si soy sincera con doce años sabía muchas más cosas de las que se ahora, era una especie de Petete, luego acompañando la "traumática" adolescencia me fui olvidando de todo y ocupándolo de X (llamándose X Rafa, Cristóbal, Pedro o Pepe) de X no recibí absolutamente nada y mis pensamientos y raciocinios, mis reflexiones y "teorías filosóficas" estaban totalmente dormidas. ¿Era un monstruo entonces o lo fui antes? Me gustaría saber si los errores nos convierten en monstruos o nos libran de serlo...

3 comentarios:

Ego dijo...

("La verdadera sabiduría no es otra cosa más que la locura, que, harta de las vergüenzas de este mundo, toma la inteligente decisión de volverse loca)

La metafísica ha hecho mucho bien.
Y no, no eres un monstruo.

Xiketä dijo...

Ser un mosntruo no depende de una cosa ni de otra, pero para evolucionar como persona, hay que tener golpes, aunque no sean ellos evitables, ni mucho menos.
A veces vale la pena no pensar demasiado, para no caer, como dice Ego, en la locura.
Los monstruos no son más que los temores de la persona, en esta obra.
No temas, que el que teme ser un monstruo, es seguro que no lo sea jamás.
Besos

Jose, a secas dijo...

Ser un monstruo o no depende de nosotros mismos y de nuestros propios actos.