08 noviembre, 2008


En tanto que de rosa y de azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
con clara luz la tempestad serena;
y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:
coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.
Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.


Poco en verdad ha cambiado el cannon de belleza desde que Garcilaso escribió estos versos. Tal vez el mismo demonio disfrazado de chica frágil, bajita y rubia hará parecer un autentico ángel que haga lo que haga seguirá siendo amada, deseada...Es la simple idea de proteger a la dama, algo que por mucho que pase el tiempo siempre será así y ser un angelito siempre será insuficiente si no pareces un angelito...Rubitas, bajitas, de tez sonrosada...Tal vez las modelos sean altas, muchas de ellas morenas y se suponen son mujeres bellas. Pero seguramente la mayoria de ellos piensan que son guapas para verlas, para divertirse con ellas, no para amarlas. Cierta frivolidad que ven en las chicas altas y/o morenas que aunque una rubita sea el mismo Diablo.

Mientras tanto, a renunciar siquiera a pensar en tí...



2 comentarios:

Ego dijo...

No sé quién dijo que la belleza que atrae rara vez coincide con la belleza que enamora.
Ahora, Aurora mola.
Un (b)eso oriental

Anónimo dijo...

AIS LOS DIABLOS! ME DA A MI TANTA ALUSIÓN A LOS ANGELITOS DENOTA UNA CIERTA ENVIDIA. AIS CHICA AVER CUANDO DECIDES EMPEZAR A VIVIR TU VIDA

QUE SE LE VA A HACER.. DESPUES DE TODO "LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN RUBIAS A AMARGADAS"